Inside the Issues

Polizones

Introducción

*Stowaways pic for seafarers site
*Photo: Steven Bruijneel, www.dockwork.be

Un polizón es una persona que se oculta en un buque sin el consentimiento del armador o de la persona a cargo, y que se encuentra a bordo cuando el buque abandona el puerto. Los polizones han existido desde los inicios del transporte marítimo internacional, pero se han vuelto un problema cada vez mayor. En los últimos años, cada vez más personas han abandonado sus países de origen en busca de una vida mejor con mayores oportunidades económicas, o para huir de la guerra, la discriminación u otros conflictos. En su desesperación y debido a la falta de fondos para viajar, un número cada vez mayor ha recurrido a ocultarse a bordo de buques, a menudo en los países más pobres de África y Asia, en busca de una mejor vida en el extranjero.

¿Por qué los polizones representan un problema?

La presencia de polizones a bordo ocasiona problemas legales para las autoridades en los puertos de escala, problemas financieros para los armadores y para los Estados, y problemas humanos para las tripulaciones que llevan polizones a bordo. En los peores casos, los polizones han superado en número a las tripulaciones o se les ha negado el permiso para desembarcar en los puertos.

La ITF cree que los gobiernos deben establecer los procedimientos adecuados para encargarse de los polizones, procedimientos en los que no se asigne responsabilidad ni culpa a las compañías navieras o a la gente de mar.

¿Cuáles son los derechos de los polizones?

Desde hace 50 años existe un convenio internacional sobre polizones que aún no ha entrado en vigor puesto que no ha sido ratificado por un número suficiente de Estados. Ese convenio abarca cuestiones como la responsabilidad del capitán del buque y las autoridades pertinentes cuando se descubre a un polizón y las reglas para su repatriación, incluidos los costos.

Si bien ese convenio no ha sido ratificado, la situación de los polizones está protegida por la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y por el Convenio Europeo sobre Derechos Humanos que contemplan el derecho a la vida, la libertad de no ser sometido a tortura, tratamiento degradante, esclavitud ni discriminación, y otros derechos humanos fundamentales.

¿Qué tratamiento deberían recibir los polizones?

Los polizones crean problemas para la tripulación, pero no son delicuentes y deberían respetarse sus derechos humanos fundamentales y deberían recibir un tratamiento justo mientras permanezcan a bordo.

Si usted encuentra a un polizón, debería:

  • Comprobar su estado de salud
  • Averiguar su identidad y los motivos por los cuales se encuentra a bordo
  • Proporcionarle alimentación y alojamiento
  • Explicarle los procedimientos de emergencia, proporcionarle un chaleco salvavidas y asignarle un lugar en el bote salvavidas 
  • Informar al armador o al agente 
  • Recibir del capitán una declaración firmada en la que se incluya toda la información relacionada con el polizón que se facilitará a la autoridad a la que se entregue el polizón

Los polizones no deberían ser arrestados ni detenidos (aunque el capitán tiene derecho a mantener la disciplina a bordo), ni deberían ser obligados a trabajar.

Si necesita más información, sírvase ponerse en contacto con la ITF utilizando el enlace que se encuentra en la parte derecha de la página.