Inside the Issues

Gente de mar abandonada

Introducción

*Gente de mar abandonada
*Steven Bruijneel, www.dockwork.be

Algunos armadores no toman en serio sus responsabilidades en relación con sus tripulaciones. Esto puede tener como consecuencia que la gente de mar sea abandonada durante meses en puertos lejos de su hogar, sin combustible ni alimentos ni agua y sin salario.

¿Por qué es abandonada la gente de mar?

El abandono se produce porque los armadores tienen dificultades financieras o porque pueden obtener más dinero si no pagan los salarios ni las cuentas pendientes. Esto puede ocurrir con mayor frecuencia en los buques más viejos al final de su vida útil. En algunos casos, el valor del buque es inferior al dinero que debe pagarse a la tripulación y a otros deudores.

Cómo reducir al mínimo el riesgo de ser abandonado

Antes de aceptar un puesto a bordo de un buque, averigue todo lo que pueda sobre la compañía y el buque al que va a unirse. Busque indicios de problemas a bordo. Utilice la sección “Búsqueda de buques” de este sitio web para comprobar si el buque está cubierto por un acuerdo de la ITF y los resultados de las inspecciones de la ITF que se hubieran realizado.

Si usted está contratado a través de una agencia de contratación de tripulantes, intente asegurarse de que la agencia funcione de forma adecuada y cuente con un sistema para verificar la estabilidad de las compañías a las que suministra tripulantes. Recurra también a las redes sociales marítimas para ver qué compañías son objeto de quejas frecuentes por parte de otros marinos.

¿Qué debería hacer si es abandonado?

Contacte con un inspector de la ITF en el puerto más próximo para solicitar asesoramiento. A veces pueden ayudarle a arrestar al buque, reclamar el dinero que se le debe y ayudarle con la repatriación. En caso de que no hubiera ningún inspector de la ITF en las inmediaciones, contacte con la oficina de la ITF en Londres. Utilice los enlaces que se encuentran en la parte derecha de esta página para ver los datos de contacto.

Si su país tiene una embajada en la zona del mundo en la que está abandonado, averigue si pueden ayudarle.

Los sindicatos locales, las organizaciones de bienestar y la comunidad local son todas posibles fuentes de ayuda y apoyo.