¿Que significan las BDC para los marinos?

A los marinos que trabajan en los buques BDC frecuentemente se les niegan sus derechos humanos básicos, así como sus derechos sindicales, dado que los registros de las BDC no observan el cumplimiento de las normas sociales mínimas. Esto es lo que hace la bandera de conveniencia tan atractiva para los propietarios de buques. Los países originarios de la tribulación poco pueden hacer para protegerlos, dado que las normas aplicadas a bordo son frecuentemente las del país de registro. Como resultado, la mayoría de los marinos de las BDC no son afiliados a ningún sindicato. Para aquellos que lo son, el sindicato carece generalmente de poder para ejercer influencia sobre lo que ocurre a bordo.

Los trabajadores marinos son vitales para nosotros. Recorren el planeta con todo lo que necesitamos, desde bananas, petróleo, gas y materiales de construcción, hasta tejidos, granos y carne congelada. También constituyen una fuerza de trabajo invisible. Lo que sucede en alta mar esta en su mayor parte fuera del alcance de las entidades reguladoras, de manera que los propietarios de buques pueden burlar los derechos de los marinos sin que sea notado.

En casi 55 años de campaña contra las BDC, la ITF ha desarrollado una red de inspectores para investigar a los buques sospechosos. Sus informes revelan una serie de abusos cometidos contra los marinos, tales como:

  • Salarios bajísimos
  • Condiciones deficientes a bordo
  • Alimentación y agua potable inadecuadas
  • Largos períodos de trabajo sin el descanso apropiado, lo que conduce al estrés y a la fatiga.

Inseguridad
Haciendo casi omiso de la reglamentación sobre seguridad, muchos buques de BDC son más antiguos que el promedio del resto de la flota mundial. Decenas de miles de marinos soportan míseras condiciones, que amenazan a su propia vida, navegando en embarcaciones deficientes. Muchas de las detenciones llevadas a cabo por las Autoridades del Control Rector del Puerto se refieren a la antigüedad y al mantenimiento deficiente de los buques de BDC, que nunca deberían haber dejado puerto. Muchos de estos buques son conocidos como “ataúdes flotantes”. 

El índice de siniestros es también mayor en los buques de BDC. En 2001, 63 por ciento de todas las pérdidas en términos de tonelaje absoluto se concentró en 13 registros de BDC. Los cinco registros que más tonelaje han perdido en términos de porcentaje de flota son todos BDC: Panamá, Chipre, San Vicente, Camboya y Malta.

Falta de Protección
Los inadecuados procedimientos de seguridad y la peligrosidad de los buques han convertido el trabajo del marino en la más peligrosa de todas las ocupaciones.  Se estima que ocurren en alta mar más de 2000 muertes al año.  Los accidentes son frecuentes.  Caídas por escotillas abiertas, cortes graves, quemaduras y otros daños físicos son moneda común y suelen ser recibidos de mal grado por el armador del buque BDC.  Sus únicas preocupaciones son entregar la carga y las implicaciones financieras de los retrasos. 

Y lo que es aún peor, los marinos por si solos tienen muy pocas posibilidades de obtener indemnizaciones.  Un corte grave en una mano puede dar fin a la carrera profesional de un marino y acabar con la fuente de ingresos de una familia numerosa.  La ITF lleva estos casos ante los tribunales, que con frecuencia deben desmadejar una completa estructura empresarial para dilucidar quien tiene  la responsabilidad sobre el buque y su tripulación.  El sistema BDC facilita que los propietarios eludan sus responsabilidades.

Falta de Pago
La ITF escucha a diario relatos de tripulaciones a las que se deben grandes sumas de dinero. Algunas tripulaciones, simplemente, no reciben su salario y aquellos que lo reciben, encuentran que a veces las compañias atrasan los pagos a las familias o simplemente no los hacen. En muchos casos, pasan meses sin que aparezca ninguna señal del dinero prometido a los marinos. Pero sin su sueldo ellos ni pueden  pensar en escapar y tratar de encontrar su camino de vuelta a casa. Las BDC tienen también el peor récord en lo que respecta a abandono de la tripulación.

Uno de los aspectos más satisfactorios de la tarea de los Inspectores de la ITF consiste en recuperar el salario adeudado a los marinos. Desde 1996 hasta 2001 la ITF recuperó US$ 163.300.000 en concepto de salarios no pagados a la tripulación, un promedio de US$ 28.000.000 por año. Muchos buques de BDC se encuentran ahora amparados por acuerdos de la ITF, que brindan protección directa a más de 140.000 marinos.

Poco valorados
A pesar de las dificultades,  muchos marinos BDC tienen demasiado miedo para quejarse. Las agencias de dotación utilizan en una lista negra gubernamental para excluir a los marinos quese atreven a dar la cara.

Es común que el Capitán del buque haga constar “Revoltoso de la ITF” en el libro de registro del marino. Con tal marca en su historial, un marino puede correr el riesgo de nunca más conseguir empleo. Incluso, algunos marinos han retornado a casa encarcelados. Y con fuentes de trabajo cada vez más baratas abriéndose constantemente – especialmente en China – las condiciones de trabajo y de salario sólo pueden empeorar.

La campaña de la ITF contra las BDC ha dado como resultado mejores condiciones de vida y de trabajo para los marinos de todas las nacionalidades. Si faltasen las reglamentaciones impuestas por la ITF a los buques BDC por medio de convenios colectivos, se dejaría sin protección y privados de sus derechos a miles de marinos en la actualidad.

La uniformización de las condiciones de trabajo es el fin último, y los sindicatos juegan un papel crucial para lograrlo. Cuando las normas nacionales pueden ser burladas tan fácilmente por cualquier compañía de éxito que cuenta con sucursales en otros países, el sindicalismo internacional resulta esencial. Sin él, las condiciones de trabajo inevitablemente se vienen abajo.

Inseguridad
Los investigadores de las empresas que han tratado de verificar quién es el dueño de ciertos buques, han reconocido que las estructuras de la propiedad de los buques resultan en la actualidad completamente impenetrables en caso de que el armador de un buque desee permanecer en el anonimato.

Una manera de ayudar a prevenir el terrorismo y otras actividades ilegales podría consistir en la elaboración de un marco internacional para el registro e identificación de la propiedad de los buques.

Fuente: ¿Qué son las Banderas de Conveniencia (BDC)?