Las ventajas y los inconvenientes the hacerse miembro de un sindicato

2005

Sindicatos: Por qué creemos en la importancia de hacerse miembro

Evgeniy Hizhyak, inspector técnico jefe del sindicato de Marinos de Rusia (SUR), describe la importancia de la afiliación sindical para la gente de mar.

"Desde 1991, he sido miembro y organizador del SUR, sindicato que presta asistencia y apoyo a los marinos de  Rusia y de otros países. El sindicato ayuda a sus miembros en sus reclamaciones de indemnización por lesiones o fallecimiento, se esfuerza por recuperar los salarios que se les deben y lucha por conseguir salarios decentes para ellos.

Últimamente, el Gobierno ha informado a los marinos (con inclusión de aquéllos que trabajan a bordo de buques de bandera rusa) que deben zanjar sus problemas en países tales como Camboya o Belice, en donde se hallan matriculados sus buques fletados a casco desnudo. Solamente un sindicato (y la ITF) pueden aconsejar a un marino en situaciones como ésta, de la que pueden formar parte no solamente el propietario del buque, sino también la agencia de contratación y un capitán injusto
Por eso es tan importante y necesario afiliarse a un sindicato. Solamente nos será posible salir victoriosos en nuestra lucha a favor de la justicia y de los derechos de la gente de mar si nos unimos y organizamos en sindicatos.”

Tymoteusz Listewnik (debajo), miembro de la Sección Marítima Nacional (NMS) de Solidarnosc, Polonia:

“Me hice miembro de la NMS hace casi tres años, gracias a un sindicalista con quien me encontré en una agencia de contratación. Hasta entonces, apenas si sabía nada sobre los sindicatos para la gente de mar. Mientras me encontraba en el mar, con anterioridad a mi afiliación al sindicato, fueron muchas las veces en que tuve problemas y preguntas a bordo de buques BDC, pero nadie podía darme respuestas claras sobre mis condiciones de empleo

Tuve dudas sobre la terminación del contrato, horas extraordinarias no pagadas y falta de contrato de empleo. En un principio, acepté la situación, al igual que todos mis compañeros de a bordo. Posteriormente, aunque me enteré sobre la ITF y los sindicatos, estas organizaciones parecían, lamentablemente, remotas.

Ahora, después de algunas visitas y conversaciones con mi sindicato, mis condiciones de empleo están claras, sé qué es lo que tengo que preguntar a la agencia de contratación y cómo prepararme para mi próximo viaje.

Quisiera alentar a todos los marinos jóvenes a que se hagan miembros de un sindicato afiliado a la ITF en su propio país. Al comienzo del trabajo en el mar, la mayoría de los marinos dejan pasar muchas cosas que, después de algún tiempo, resultan ser importantes. A menudo, las apariencias engañan y un buque que tiene buen aspecto y con condiciones aparentemente buenas resulta ser todo lo contrario.

Deberíamos tratar la afiliación a un sindicato como una especie de seguro, un centro de información y una institución que lucha por nuestros derechos. Es bueno saber que, en cualquier momento, uno puede pedir ayuda a alguien: tu sindicato".

Andrzej Koscik, inspector de la ITF, Gdynia, Polonia:

“Los marinos son gente fuerte y deberíamos unirnos en solidaridad, para ser más fuertes aún. Soy marino y sé bien lo que significa trabajar a bordo de un buque, sentirse solo y alejado de tu familia, trabajar bajo presión. No podemos estar solos cuando necesitamos ayuda.

Aunque todo esto no es nuevo, debemos recordar a la nueva generación de marinos la necesidad de formar parte de un sindicato para sentirnos más fuertes. Los sindicatos ayudan a quienes necesitan ayuda.”

Stephen Fernando, inspector de la ITF, Tuticorin, India:

“Por regla general, los marinos no sindicados perciben salarios más bajos y sus horas de trabajo no son fijas. Si tienen algún percance a bordo, el propietario del buque hace que los admitan en un hospital y, a continuación, los envía a su hogar sin indemnización, sin permiso médico, sin permiso pagado, sin fondo de bienestar y sin pensión. Si todos los marinos se hicieran miembros de sus sindicatos nacionales, los sindicatos tendrían mayor fuerza y su capacidad de negociación sería aún mayor, en beneficio de todos los marinos.”

Andrey Chernov, inspector de la ITF, Klaipeda, Lituania, preguntó a un grupo de marinos miembros del Sindicato de Marinos de Lituania, que trabajaban a bordo del Ice Wind, buque matriculado en el registro internacional de Noruega (NIS), por qué era importante ser miembro de un sindicato.

“La principal respuesta fue: “para estar organizados”. Estando organizados nos es posible elegir y emplear a personas que representarán nuestros intereses y negociarán mejores salarios y condiciones de trabajo.

La segunda razón fue “para sentirnos protegidos” contra las acciones injustas de los empleadores. Los oficiales del sindicato pueden proporcionar protección jurídica, asistencia y asesoramiento, bien directamente o por intermedio de un abogado profesional.

La tercera razón fue “para estar informados”, ya que el sindicato participa siempre en seminarios y reuniones y obtiene información sobre la manera como los empleadores tratan a sus trabajadores.”

Lucien H Razafindraibe, Secretario General, Sygmma (Syndicat général maritime de Madagascar), sindicato marítimo de Madagascar:

“Los trabajadores deberían hacerse miembros de un sindicato para comprender, promover y proteger sus derechos. Los sindicatos pueden ser también de gran ayuda en la preparación de convenios colectivos. La fuerza de un sindicato radica, fundamentalmente, en su capacidad para hacer un llamamiento a sus miembros, en momentos de conflicto."

Chinmoy Roy, inspector de la ITF, Calcutta, India:

"Sobre la base de mi experiencia como inspector de la ITF, los marinos de los países de suministro de mano de obra tienen una probabilidad mucho mayor de verse explotados o engañados por las agencias de contratación y por los propietarios de buques, si no son miembros de un sindicato. Una tarjeta sindical puede sembrar el miedo entre dichas agencias y, por consiguiente, la afiliación a un sindicato es esencial para todos los marinos".

Desde la India, Subhash Dey, primer oficial de máquinas, que acaba de ganar su reclamación de atrasos salariales, negociada por Chinmoy Roy:

"Debo confesar, en primer lugar, que no soy miembro de ningún sindicato. Sin embargo, acabo de recibir USA$4.562 por concepto de atrasos salariales de cuatro meses de servicio a bordo del buque de pabellón indio, Vispataurini. Esto no habría sido posible sin la intervención de la ITF. Naturalmente, ahora sí que me voy a hacer miembro de un sindicato."

Si desean saber la manera de ponerse en contacto con su sindicato nacional afiliado a la ITF, consulten el folleto "Mensaje a los marinos" (derecha),